Detector de movimiento para exteriores e interiores

Detector de movimiento para exteriores e interiores

Luz es sinónimo de seguridad. Con un detector de movimiento nunca se quedará a oscuras y ahorrará al mismo tiempo gastos de electricidad, ya que la luz (por ejemplo, de la escalera) no permanecerá encendida más del tiempo realmente necesario. La luz se enciende de forma segura aunque no tenga una mano libre para accionar el interruptor de la luz. Pero el detector de movimiento en exteriores también cumple una útil función ante la presencia de invitados indeseables: ¿a qué atracador le gusta encontrarse debajo de un foco?

En esta página encontrará algunos consejos e indicaciones útiles para elegir, montar y poner en marcha un detector de movimiento

 

Tecnología: ¿cómo funciona un detector de movimiento?

Los detectores de movimiento Theben funcionan con sensores infrarrojos pasivos (PIR) y reaccionan ante la radiación térmica generada en un entorno cercano. Las diferencias de calor estáticas, como la radiación solar, no se detectan. Los sensores infrarrojos de los detectores de movimiento reaccionan ante la radiación térmica que cambia rápidamente, como la de personas que suben por una escalera o vehículos que se acercan a una casa. Si un detector de movimiento registra en su zona de detección una radiación térmica de este tipo, la transforma en una señal eléctrica mensurable: la luz se enciende.

Para el control de luz en oficinas, aulas o salas de conferencia, se recomienda instalar detectores de presencia en lugar de detectores de movimiento para supervisar los recintos. Los detectores de presencia disponen de sensores mucho más sensibles que registran cambios mínimos en la imagen térmica, como la pulsación sobre un teclado. Más información sobre detectores de presencia.

_________________________________________________________________________________________

 

Uso: ¿qué detector de movimiento necesito?

Existen detectores de movimiento para el exterior y para el interior. Los detectores de movimiento para el exterior tienen una clase de protección más alta (IP 55), ya que están expuestos a la lluvia y a la nieve. No obstante, la clase de protección también desempeña un papel importante en el interior: si el detector de movimiento se instala en espacios húmedos, como servicios o cuartos de baño, también hay que tener en cuenta la clase de protección que corresponde.

El montaje del detector de movimiento en el techo o en la pared depende de las circunstancias. Existen detectores de movimiento que admiten ambas posibilidades y modelos que se pueden instalar solo en el techo o solo en la pared.

 

Detectores de movimiento para el exterior:

 

Detectores de movimiento para el interior:

 

Detector de movimiento con foco:

 

Además de decidir si instalar el detector de movimiento en el exterior o en el interior, es importante también la zona de detección. Si se necesita vigilar un pasillo o corredor, por lo general basta con un detector de movimiento montado en la pared con una zona de detección semicircular de 180°. Si desea vigilar dos lados de un edificio con un aparato, se recomienda instalar en la esquina del edificio un detector de movimiento con una zona de detección de 300° ó 360°. En ese caso, la protección contra los intrusos es importante si desea instalar el detector de movimiento en el exterior, sobre la puerta de la casa, con el fin de detectar directamente el movimiento que se produzca bajo el aparato, incluso al pasar por delante de la puerta.

_________________________________________________________________________________________ 

 

Montaje: montar correctamente el detector de movimiento

Al montar un detector de movimiento, hay que tener en cuenta los siguientes puntos para que el detector de movimiento pueda funcionar correctamente y no se produzcan interferencias:

 

dt_Bewegungsmelder_Stoerrquellen

 

  • Los movimientos realizados en transversal con respecto al detector de movimientos se detectan con más facilidad que los movimientos realizados directa o frontalmente hacia el detector de movimiento. En caso de movimientos frontales, el aparato encuentra dificultad para detectar un cambio de temperatura. Por tanto, la zona de detección es más pequeña que en el caso de movimientos transversales. De este modo, la zona de detección puede ser, por ejemplo, de hasta 12 m en caso de movimientos transversales, mientras que con movimientos frontales con respecto al detector de movimientos solo se alcanzan 5 m.
  • Cuanto mayor sea la altura a la que se instale el detector de movimiento, mayor será la zona de detección (altura máxima: normalmente 5 m). Sin embargo, puesto que las áreas pasivas y activas de la zona de detección aumentan, la sensibilidad disminuye.
  • Las superficies reflectantes, como fachadas metalizadas o nieve, pueden influir en la zona de detección y en la reacción del detector de movimiento. En invierno, las ventanas abiertas (salida de aire caliente) pueden provocar un funcionamiento defectuoso.
  • Evite instalar el detector de movimiento cerca de fuentes de calor, como bocas de calefacción y climatizadores, o directamente junto a una lámpara.
  • Tenga en cuenta los objetos que pudieran moverse con el viento, como las ramas de los árboles o las cortinas.

_________________________________________________________________________________________ 

 

Puesta en marcha: ajustar correctamente el detector de movimiento

Una vez que el detector de movimiento está instalado, hay que ajustar la zona de detección. Los cabezales sensores de la mayoría de los detectores de movimiento son giratorios. Esto permite ajustar perfectamente la zona de detección. Si desea que la luz no se encienda en determinados momentos (por ejemplo, cuando pasen peatones por delante de su propiedad), la zona de detección se puede limitar parcialmente. Al colocar las cubiertas suministradas delante de la lente, el detector de movimiento dejará de registrar movimientos en el segmento cubierto. La luz permanece apagada.

A continuación, realice el ajuste del tiempo de espera y de los valores lux. Ambos parámetros se ajusta en el aparato a través del potenciómetro. Algunos detectores de movimiento también se pueden ajustar cómodamente desde el suelo a través de un mando a distancia. La fijación del valor lux adecuado varía mucho de unos casos a otros, ya que cada persona percibe la claridad y la oscuridad de forma distinta.
A continuación se muestra un breve resumen de las distintas situaciones de luz y sus correspondientes valores lux:

Día de sol luminoso 100.000 lx
Día de verano nublado 20.000 lx
En verano, a la sombra 10.000 lx
Sala de operaciones 10.000 lx
Día de invierno nublado 3.500 lx
Iluminación en un estudio de televisión 1.000 lx
Iluminación en una oficina/habitación 500 lx
Iluminación en un pasillo 100 lx
Iluminación de la calle 15 lx
Velas a una distancia aprox. de 1 metro 1 lx
Noche de luna llena 0.25 lx
Noche estrellada (luna nueva) 0.001 lx

 

Para el tiempo de espera tampoco existen valores orientativos fijos. En este caso, depende del uso que quiera hacer del detector de movimiento. Por ejemplo, si ha conectado un ventilador al detector de movimiento en el cuarto de baño, se recomienda ajustar un tiempo de espera superior al de los detectores de movimiento instalados en el exterior, con el fin de favorecer la ventilación. Si el detector de movimiento del exterior ha dejado de detectar movimientos, la luz puede volver a apagarse poco después.

_________________________________________________________________________________________

 

Más información sobre los detectores de movimiento Theben:

 

Buscador de productos "Detectores de movimiento"

Nuestro buscador de detectores de movimiento le guiará directamente hasta el aparato que mejor se adapte a sus necesidades introduciendo pocos criterios de selección.

 

Descarga gratuita de folletos y catálogos:

Theben_es_LUZ ( 7,54 MB )

 

Línea directa

Nuestro horario de servicio técnico
De lunes a jueves: De 9:00 hasta 18:30 h
Viernes: De 9:00 hasta 15:00:00 h

Fuera de nuestro horario de servicio técnico, podrá contactar con la
línea de atención permanente en theben@guijarro-hnos.es o dirigirse
a Víctor Pérez Laso, móvil 626 916 711